13.1.12

Junto con pegado

















En ocasiones sale más caro el caldo que las albóndigas.
Hace días escuché por la radio de un medicamento para personas que trabajaban en turnos nocturnos y que de día no lograban dormir con facilidad. Este medicamento, que no es la típica pastilla de dormir, provocaba ciertos efectos secundarios algo molestos, por lo que yo me pregunté si realemnte sería necesario llegar al extremo de tener que sufrir otras consecuencias con tal de dormir mejor (cosa que nunca he experimentado en lo personal, pero que creo podría solucionarse tomando otras medidas menos drásticas como moderando los ruidos, iluminación, etc).
El caso es que ya hicieron un chiste al respecto en el programa de SNL el sábado pasado, cuando estuvo como invitado Charles Barkley, y trataba de algo para dejar de fumar.
El medicamento anti-tabaco (en el sketch) provocaba trastornos de sueño, pesadillas, instintos criminales y demás, al grado que la pareja del sketch al final, resuelven que es mejor seguir fumando!
Muy gracioso y además coherente, porque si la situación de alguien no es de vida o muerte (y en ocasiones hasta allí es peor porque una conocida mía me contó un día de alguien que para tratar su hepatitis usaba un medicamento que la estaba literalmente matando de otra forma) para qué tomar cosas que agravan más la situación?
Se oye feo, pero es como si la muerte, como el destino, pudiera elegirse; morir de un coágulo o morir desangrada tras herirse accidentalmente y no tener coagulación que detenga la hemorragia? 

12.1.12

Las locuras de IMDB

IMDB, la base de datos más completa del cine (en el estilo de Wikipedia) tiene varias versiones: la que está en inglés y otra en español, alemán, italiano, francés y portugués. 
Yo nunca visito ninguna de las demás porque la que está en inglés es la versión más completa, pero tiene un defecto: Sí! Traducen los títulos de tooodas las películas al inglés. Lo malo es que lo hacen los chimpancés que no pudieron trabajar en la más reciente versión del Planeta de los Simios, porque está traducido con las patas.
Por ejemplo:
AMA A TU PROJIMO, la película mexicana, la tienen como HOUSEWIFE  TO YOUR NEIGHBOR...


Como para pegar el grito en el cielo!! Todos sabemos que ''ama a tu prójimo'' se traduce como ''love thy neighbor'' y esa frase está en la Biblia, entonces, porqué utilizar una traducción mal hecha, cuando se supone que los traductores buscan lo más idóneo para que todos entiendan y no algo que no tiene sentido?
y como para qué me serviría a mí, que busco la película con su título en español saber como quieren ellos que se llame en inglés? Porque esta no creo que la encuentres en Amazon con este título ridículo de UNA ESPOSA PARA TU VECINO, jajaja
Aquí la copia para que vean a lo que me refiero:

Housewife to Your Neighbor (1958More at IMDbPro »Ama a tu prójimo (original title)

3.1.12

Tradiciones gourmet

Mi amigo Vincent fué a pasar Navidad y Año nuevo a Luisiana con su familia y trajo algunos platillos para el recalentado.
Yo preparaba mis tiritas de bistek en caldillo para hacerme unos tacos cuando me pregunta si en México hay quienes comen cola de res.
Claro que sí! le respondo, y testículos, y sesos, y lengua, y hasta sangre!
Qué? se comen la sangre?
Bueno, tú te comes la cola, y cuanta carne puede tener la cola?
Pues la suficiente para que sea un buen platillo...
La gente come de todo, y yo, que siempre he dicho que puedo comer de todo, al final veo que no es cierto, porque como de todo lo que es normal, pero ya entrando al terreno de los chapulines y hormigas y cosas de adentro de una cabeza o patas de puerco y cosas así, no!
El dice que es malo comer sangre que porque la biblia, y le digo sí, ese era el eterno pleito entre el papá de Angélica, que compraba los cabritos para matarlos delante de nosotros, que empezábamos a llorar desde que veíamos al chivo siendo arrastrado hacia el patio, los degollaba y deshollaba, extraá la sangre y al freía, le llamaban fritada. Mis tías, consideraban esa práctica incorrecta, pero no podían hacer nada porque eran mujeres y porque si el compraba su propio chivo tenía derecho a hacer con él lo que él qusiera, verdad?
Yo nunca he comido nada que no me guste, aún sin probarlo, por su apariencia o lo que haya escuchado de él. Por eso no como menudo, y cuando como pozole, me aseguro que la carne sea totalmente magra. Todo lo que preparo es como a mí me gusta, pero ellos, que en Luisiana comen el gumbo y que a mí nomás de olerlo se le revuelve el estómago porque le echan salchicha, cangrejitos, y quien sabe cuanta cosa junta ya no se me antoja. Para todo tiene respuesta y me dice, a tí no te gusta el gumbo, pues a mí no me gustan los nopales! jajaja, cuando yo los nopales me los echo hasta crudos!