3.1.13

Libretas Shirley Temple

Como yo aprendí a escribir mucho antes de ir a la escuela, y además dibujaba mucho, me compraban unas libertas rojas de taquigrafía que seguramente eran muy baratas, al fin, para lo que me duraban, y creo recordar se llamaban Anáhuac o Victoria.
Ese cuaderno era pequeño, con la grapa arriba, pasta roja y las hojas tenían renglones.
Creo que había otras sin renglones, pero a mí me compraban de las que sí tenían.
En alguna parte de mi niñez, y ojalá alguien lo recuerde como yo, existieron unas libretas más grandes, con las grapas en el costado izquierdo, y que traían un dibujo de Shirley Temple en la portada, que era de cartoncillo café claro.
A esta edad no juro nada, porque mi memoria me es infiel, pero creo recordar a Shirley mordiéndose coquetamente un dedito mientras con la otra mano mostraba la faldita de su vestido. Algo como en esta foto, pero con una mano en la boca... y dibujada!
Muchísimo tiempo después llegaron las libretas Scribe, cuadriculadas y con doble raya, pero a mí me entretiene recordar mis colores de madera Blanca Nieves, los del perrito por cuya sonrisa asomaban los lápices, la plastilina en barritas o en bloques, la que se hacía aguada luego luego y la que tenía cierto aroma a miel porque la fabricaban con cera y era más dura, etc.
¿Alguien recuerda algo de esto?

No comments: