19.6.13

Espiritoflexible (a un año del accidente de Fernando)

La razón por la que yo creo que todo eso de la espiritualidad o el espiritismo y el new age o en lo que la gente decide creer forzada por la angustia que la agobie, es su permisividad, o su flexibilidad, ya que puede ser modificada a placer por quienes dicen creer en ello. Después de todo, todo es energía incluyendo a Dios, argumentan.

El 19 de junio del año pasado, Fernando Sagástegui, el marido de mi amiga Martha, como no creía en el karma, retaba a la muerte en cada oportunidad que le era posible porque se creía inmortal; con pronóstico de lluvia decidió usar la motocicleta en lugar de su camioneta y peor aún, no se puso el casco (nunca lo hacía), sufrió un accidente terrible. De inmediato Martha, que llevaba ya varias horas trabajando en el aeropuerto, recibe la llamada fatídica que le cambiaría la vida para siempre. 
Fernando se salvó de milagro pero los médicos no daban muchas esperanzas. Si sobrevive, le dijeron, quedará en estado vegetativo. A los pocos días pudo respirar por si mismo y desde entonces ha avanzado en su mejoría lentamente, con días de mucha actividad donde mueve (no sabemos si voluntaria o involuntariamente) algunas de sus extremidades y emite sonidos como si deseara decir algo.
Ella, que en 35 años de matrimonio apenas había disfrutado de su primer mes de felicidad porque Fernando había dejado por fin el alcohol, se negó a confiar en la ciencia médica y decidió tomar medidas alternativas volteando a ver a quienes antes ni prestaba atención, o a quienes consideraba locos que creían en los ovnis.
Y así es que dió inicio esta aventura por los laberintos de la fé, que abarca desde la magia, y pasa por Dios, Jesús, los ángeles y los santos, la Virgen de Guadalupe, Buda, los chacras, el reiki y demás novedades hacia donde la gente voltea cuando ya no les queda mucho en que creer...

Ella cree que entre más fé se tenga a más cosas al mismo tiempo todo se resolverá más pronto pero al final se resume a falta de fé. Cuando uno tiene fé, y la tiene en Dios, ya no hace falta buscar ayuda de nadie más. El es Dios todopoderoso y si no es por él nada sucede, para qué se necesitarían intermediarios?

Un día me tocó conocer a una prima de Fernando, Griselda, quien sin conocerme (o quizás basada en ideas erróneas que de mí se había hecho por cosas que le contaron), afuera de mi casa, empezó a fengshunguiarme autoritariamente diciendo, eso lo quitas de allí, esos nopales me los sacas porque te están bloqueando el área de las amistades, aquí plantas algo de color rojo y acá algo de color morado, etc.
Después, ya en la habitación donde Fernando yacía inconsciente y mientras Martha le colocaba unos imanes pegándoselos con masking tape en diferentes partes del cuerpo, Griselda me ''leyó'' el tarot que dictan los ángeles (porque los naipes tienen esos dibujos), me hizo gala de sus conocimientos en numerología sumando los números de mi fecha de nacimiento y diciéndome que la fecha era mala (sólo existen una o dos fechas buenas en todo el año). Me dijo que ella tenía un hermano que se llamaba como yo y que se sabía todos los nombres de las estaciones de tren entre carrizos y linares, porque de niña se la pasaba en el puro tren!
Las cartas ''no me respondieron'' lo que yo había preguntado secretamente, y cuando inquirí la razón, ella me dijo que era porque las cartas son taaaaan sabias que nunca responden lo que se les pregunta, sino lo que ellas ASEGURAN UNO TIENE QUE SABER!
Entonces por qué no nos brincamos ese paso y de una vez dejamos que ellas se encarguen de todo? Para que me dicen que formule una pregunta si al final me dicen lo que les da la gana?
Bueno, después me habló del Ho 'oponopono, de lo malo que era andar prendiendo velas para pedir cosas porque lo ideal era imaginarse a las personas envueltas en listones rosas y dorados y enviarles bendiciones, que había que hablar con nuestros ángeles de la guarda para que ellos a su vez hablaran con los ángeles de la guarda de la persona con quienes tuviéramos alguna dificultad y entre ellos lo arreglaban, que yo odiaba a mi mamá y que era un hijo no deseado (como lo somos el 98% de los seres en este planeta, agregó) y una sarta de patrañas que ya ni me acuerdo... total que yo le expliqué mi posición y cuando me dijo que me amaba por ser alguien que necesitaba ayuda le dije, pues yo nunca he amado a nadie el primer día y sin conocerlo. Sin duda, eso me convirtió en un caso perdido, después de despedirnos me quedé en casa y ya no supe de ella. Hasta hoy no siento deseos de volver a verla.

Un día fuí a casa de Martha y ví que ella sí tenía nopales en su jardín. Porqué tú sí y yo no? Le pregunté, y me dice, ah, es que estos están en maceta! Jajajaja! A vaya, ya encontré un hoyo en la trama. O sea que con paciencia y salivita todos podemos hacer lo que nos convenga amparados en la bandera de las excusas... Bien, yo también puedo jugar a eso!
Como mi plan desde el año anterior era el de podar la nopalera que ya se estaba saliendo de control, aproveché y me dije, la tercera es la vencida, a ver de que lado masca la iguana! Quité los nopales, pero nada de lo que me prometieron ha sucedido... Ni sucederá, como dijo Don Teofilito!

Así, conforme pasaba el tiempo me fui dando cuenta de que todas las personas que llegaban a la vida de Martha y le decían lo que ella deseaba oír, tenían preferencia, y aunque una cosa fuera totalmente contraria a las demás, siempre había una forma de doblarla hasta que se encontraran las dos en cierto punto. Todo esto de la energía y del New Age, que se curan con piedras, aceites balsámicos y demás, requiere además de la fé, un buen trabajo que provea del capital necesario para comprar los extras que van haciendo falta. Martha ha tenido que comprar (a precios exhorbitantes) un filtro de carbón para el agua y una maquinita centrifugadora que supuestamente la energiza (así dejó de usar las botellas azules donde la solarizaba), un filtro de aire que supuestamente convierte al aire contaminado en aire de las más altas montañas, una lámpara de sales del Himalaya (que en realidad compró en Oaxaca), unas colchas y pulseras con imanes, una varita mágica que endereza chacras desviados, un péndulo de la verdad que contesta solamente sí o no a las preguntas que se le hacen, piedras, yerbas, inciensos, CDs y DVDs, masajes, joyería para alejar entidades perversas y que consiste en dos pulseras de plata de una pulgada de grueso cada una, un anillo y un dije de granate, otro dije con una piedra extraña que evita contaminarse de ''frecuencias'' (me imagino que ondas magnéticas, exclusivo para quienes trabajen en aeropuertos y similares), consultas con expertos en la materia, amén de la innumerable cantidad de libros que ahora se ven regados por toda su casa.

Para no hacer el cuento largo, resulta que sí se puede chiflar y comer pinole, sí se pueden encender velas con peticiones, sí se puede acudir a brujos(as) mientras se reza a la Virgen de Guadalupe. Se puede rezar un padre nuestro al mediodía para en tres segundos quedar libre de ese compromiso y seguir meditando para contactar seres (guías espirituales) del más allá que nos digan en que plano astral exactamente se encuentra nuestro familiar en problemas o para recibir mensajes de nuestros seres queridos para otros que andan entre nosotros y necesitan de su ayuda. Se pueden realizar sahumerios con salvia para alejar entidades malignas del hogar y hasta colgar trenzas de ajo contra los vampiros!!
Todo cabe en un jarrito sabiéndolo acomodar, no cabe duda de que entre más creencias se tengan o a más sectas se adhieran o más templos se visiten mientras éstas sean combinables, mejor será. Total, como para todo hay excusa, si un día les sucede lo que a Sylvia Browne, quien hace 11 años aseguró que tres chicas secuestradas en Ohio estaban muertas y hoy resulta que estaban vivas y reproduciéndose, sólo hay que decir lo que dijo Griselda, tapándose con la misma cobija:

-Es que estaban tan bajas de energía, que no aparecían en las visualizaciones de Sylvia!

Sí Chucha, y entonces porqué no lo dijo en ese tiempo? Pudo haber dicho, una de dos, o están muertas o están tan bajas de energía que no dan señales de vida... Y así sus familiares habrían tomado otras decisiones a la hora de seguir buscándolas o no, verdad?

Cada quien su fé y en lo que gasta su dinero, pero basta de estafas! Desde que se inventaron las barritas, ya nadie compra gansitos!

6.6.13

El amargo aroma de los geranios

-Hoy por la noche va a helar, metes las gallinas y las matas!

Las matas por supuesto son las plantas que tenemos en macetas, no las que están en el suelo.

En mi casa habia toda clase de plantas y mi tía Pepa tenía muchas de ellas en macetas alrededor del corredor. Espárrago, begonias, muchas de ellas con aromas exquisitos, pero entre todas había una de hojitas peludas y tallos débiles y quebradizos que me llamaba la atención.
Su aroma era más bien amargoso. Diferente, quizás por eso es que me atraía. 
La flor no recuerdo si olía a algo o no, pero las hojitas despedían un sutil aroma amargoso diferente a todo cuanto yo había olido...
Los geranios, no confundir con los pelargonios, formaron parte de ese intercambio de ''poditas'' que amigas y vecinas realizaban día con día con el fin de aumentar su colección de plantas y flores que adornaran el jardín...
Qué tiempos aquellos cuando al pasear por el patio nos intoxicaba el aroma del jazmín, la plumeria o el azahar y las adelfas...

5.6.13

Exin Castillo

He estado jugando con mis legos (tengo de tres tamaños) y recordando de cuando alguien en casa me compró un Exin Castillo y me pasaba los días armando y desarmando el juguete hasta que las piezas ya no unían...

Y es que ese era el chiste, que con las mismas piezas se pudieran hacer infinidad de diseños. Yo recuerdo haber construido el castillo y después haberlo utilizado para jugar con otros monitos como si fuera esa su casa.

Con el tiempo lo abandoné y hoy no sé donde quedó, pero hace cosa de 30 años conseguí una cubeta de plástico llena de piezas de lego, de muchos colores diferentes pero que sirven para lo mismo, construir cosas una y otra vez hasta el infinito y más allá.

Yo no sabía que estos juguetes venían en tantos tamaños diferentes, por ejemplo, los que tengo acá no son del tamaño que eran los de Exin, estos son unos, más pequeños, otros más grandes y los terceros, gigantescos! Los de Exin podrían quedar entre los dos primeros.

Los rompecabezas, aunque al armarse siempre den el mismo resultado, son también fuente de diversión y ejercicio mental. Sugiero a los padres de familia consigan este tipo de juguetes para sus hijos, ya que despiertan su creatividad y su curiosidad.