30.4.16

En el día del niño

En México hay más de 21 millones de niños en extrema pobreza, según el noticiero de Univisión, lo que me hace pensar que si los niños no son autónomos y pertenecen a una familia, restando a quienes sean hermanos entre sí, debe haber por lo menos 5 millones de padres que están en esa situación. Como sea, el caso es que en tal hay casi 60 millones de personas desde niños a ancianos en pobreza extrema.

El problema no es solamente que los padres de esos 21 millones de niños no tengan qué llevarse a la boca, sino que como efecto de dominó, una cosa lleva a otra y es así como los niños que sobreviven terminan de payasitos de crucero haciendo malabares o limpiando parabrisas. Si no es que sus padres los venden o alguien se los roba para pasarlos más adelante. La pobreza los hace vulnerables y víctimas de muchas arbitrariedades, y un niño, según nuestra constitución, debería estar disfrutando de sus derechos infantiles, estudiando, jugando, con una buena alimentación y saludable.

Sea cual sea la razón por la que sus familias estén en esa situación, y sea cual sea la ayuda que se les esté dando, el problema no ha podido ser erradicado, pues año con año se suman alrededor de 2 millones más a las cifras antes mencionadas.


No comments: