30.4.16

En el día del niño

En México hay más de 21 millones de niños en extrema pobreza, según el noticiero de Univisión, lo que me hace pensar que si los niños no son autónomos y pertenecen a una familia, restando a quienes sean hermanos entre sí, debe haber por lo menos 5 millones de padres que están en esa situación. Como sea, el caso es que en tal hay casi 60 millones de personas desde niños a ancianos en pobreza extrema.

El problema no es solamente que los padres de esos 21 millones de niños no tengan qué llevarse a la boca, sino que como efecto de dominó, una cosa lleva a otra y es así como los niños que sobreviven terminan de payasitos de crucero haciendo malabares o limpiando parabrisas. Si no es que sus padres los venden o alguien se los roba para pasarlos más adelante. La pobreza los hace vulnerables y víctimas de muchas arbitrariedades, y un niño, según nuestra constitución, debería estar disfrutando de sus derechos infantiles, estudiando, jugando, con una buena alimentación y saludable.

Sea cual sea la razón por la que sus familias estén en esa situación, y sea cual sea la ayuda que se les esté dando, el problema no ha podido ser erradicado, pues año con año se suman alrededor de 2 millones más a las cifras antes mencionadas.


25.4.16

En defensa de Julión Alvarez

Hace algunos días el cantante Julión Alvarez declaró que a él le gustaban las mujeres hogareñas. Lo dijo con sus propias palabras, que fueran damitas, que supieran agarrar un trapeador, y que sin eso, pues a él, no le servían. Que a él le gustaba llegar a su casa limpia donde hubiera comida y una mujer esperándolo para atenderlo. 

Eso es lo que le gusta a él, según entiendo, y tiene derecho de expresarlo, no?

Bueno, pues que empieza el bullying y que lo agarran entre todas las mujeres, al grado de que tuvo que ofrecer disculpas y retractarse de lo que había dicho.

Yo no si esté casado o no, y si su esposa le sirve en todo o no, pero si yo soy mujer y no voy a terminar como su pareja, qué me importa cómo le gusten a él las mujeres? Muy su problema, no? Ojalá que la encuentre así de hacendosa o si ya la encontró ojalá que ella sea feliz trapeando, porque serán la pareja perfecta, pero si no, A MI QUE ME IMPORTA?

Al 99% de las mujeres que se sintieron ofendidas porque segun ellas el valor de una mujer no estriba en saber agarrar el trapeador, tampoco les debería importar porque nadie les estaba hablando a ellas! 

Esa es la opinión del cantante, e igual pudo haber dicho, me gustan las mujeres rubias y pechugonas y si son chaparras y bigotonas no me sirven, y muy su pedo. 

Pero bueno, la comunidad internauta todavía no suelta a Gerardo Ortíz, a quien cada día se le suman más y más cargos y ya empezaron con Julión. A ver quien sigue... el chiste es tener algo que hacer aunque no estemos involucrados directamente en el chisme, no?

5.4.16

¿Disciplina o maltrato?

Hace días leí de unas niñas que mataron a su compañero de clases, de tan sólo 11 años.

Creo que eran cuatro contra uno y aunque el director de la escuela logró detener la golpiza y llevar al menor al hospital, murió al poco tiempo.

Quiero pensar que habrá cargos contra ellas por el acto, pero también creo que esto ya se está saliendo del control por eso de que ahora ningún maestro puede llamar la atención de nadie porque ya están todos alegando maltrato.

Yo se hasta donde puede haber disciplina y castigo y desde donde empieza el maltrato.

Mi tía Laura fue muy dura con sus hijos y nunca esperó a que llegara mi tío del trabajo para darle la queja de como se habían portado los niños. Según ella, después de un arduo día de trabajo, él merecía descansar y no llegar a lidiar todavía con más problemas, así que ella misma los disciplinaba en el acto. Mis primos, que por lo mismo siempre lo prefirieron a él porque ella era ''muy mala'', la amenazaban con llamar al servicio de protección infantil y ella les respondía, llamen, y cuando ellos se vayan, a ustedes les va a ir peor.

Mis primos tienen todos carreras profesionales, matrimonios estables y quien sabe como serán ahora ellos con sus propios hijos, pero por lo pronto, a ellos los educaron bien. Con disciplina, a la antiguita. 
Cuando lo supe me dije, lo qu eyo habría dado por ese tipo de llamadas de atención!

Porque en mi caso sí hubo maltrato. En el círculo vicioso de mis travesuras y los castigos que recibía por ellas, se repetían una y otra vez en venganza de los castigos, que a mi juicio eran excesivos, como golpearme con la hebilla de un cinturón dejándome los verdugones por días en donde me pegaran. Yo volvía a hacer maldades con más saña y entonces me castigaban otra vez y esa fue mi infancia. Corría a esconderme debajo de una cama y desde allí me sacaban a jalones, quitaban colchón y tambor y todo hasta hacerme salir, o me picaban con el palo de una escoba hasta que me salía o se rendían y me dejaban allí a llorar en silencio deseando morirme. 

Me fregaban, pero de que me desquité, me desquité. Ese tío, por cierto, un día se casó y tuvo sus propios hijos, a quienes jamás tocó ni con el pétalo de una rosa, y estoy seguro de que no eran una blanca palomita, pero en fin, como yo era el hijo de nadie, me agarraban de su puerquito... Los hijos propios sí duelen, verdad?

A pesar de los golpes que recibí en mi casa y los que me dieron en la escuela, maestros y compañeros, que se eran bien merecidos, nunca anduve matando a nadie y hasta la fecha, jamás he querido acabar con la vida de nadie. Creo que crecí con rencor, pero dentro de lo que cabe, sin instinto asesino y voy de gane.

Apoyo que haya disciplina siempre que no llegue al abuso y al daño físico.