28.4.17

No hay mal que por bien no venga

"Ya te pedí perdón y no me quieres perdonar, qué quieres que yo haga?"

Dijo Olga Breeskin recientemente, que lo bueno de su rompimiento amistoso con Juan Gabriel, fue que ella conoció al señor y eso le cambió la vida.

Yo recuerdo de cuando ella intentó por todos los medios de contentarse con él, pero él siempre la rechazó. Tuvieron un problema cuando ella de buena fé (o toda empastillada y alcoholizada) lo invitó a hacer un concierto en Las Vegas, EUA, para la empresa en que ella trabajaba y él no se presentó, según eso, después él cometió un error en su declaración cuando fue demandado y perdió, por lo que jamás en su vida volvió a dirigirle la palabra a la vedette. 

Ahora ella dice que eso la motivó a buscar dentro de sí misma y encontró a Jesús, a quien ha dedicado su vida y todo eso gracias a Juan Gabriel, y el problema que hubo entre ambos.

No comments: